FANDOM


No hay nada que pueda consolarme ahora

Ragnar a Athelstan, Nacido nuevamente

Athelstan era un joven anglosajón, una vez un monje cristiano tomado como esclavo por Ragnar Lothbrok y

sus compañeros vikingos del monasterio de Lindisfarne. Athelstan es llevado a vivir a la sociedad vikinga y lucha por mantener sus creencias en un ambiente muy diferente de su hogar al otro lado del mar. Dividido entre mantener sus creencias y sobrevivir en su mundo nuevo y cruel, Athelstan comenzó a dudar de su fe en el Dios cristiano.

A pesar de la mundanalidad de Athelstan (extensas habilidades lingüísticas, mente lógica, conocimiento de la Biblia, etc.), era irremediablemente inocente cuando trataba con otras personas, especialmente las ambiciosas. A pesar de su inteligencia, o tal vez debido a ello, se encontró dividido entre sus viejas creencias religiosas y tradiciones culturales y aquellas a las que estuvo expuesto durante su tiempo con los vikingos.

PersonalidadEditar

Athelstan nació de una familia de Northumbria que no podía permitirse tener otro hijo. A una edad muy joven, fue colocado en un monasterio en Lindesfarne. Eventualmente, Athelstan encontró felicidad, gran libertad y alegría al servir al padre de su iglesia, San Cuthbert. Había aprendido a olvidarse de sí mismo y dedicado su vida al cristianismo. Vivir en el monasterio también lo salvó de la posibilidad de morir de fiebre como el resto de su familia.

Al llegar a Kattegat empezó lidiar con un gran conflicto por sus antiguas creencias católicas y por el paganismo propio de los vikingos y en especial su gran amigo Ragnar. No obstante, es sumamente inteligente y posee grandes conocimientos sobre Europa, gracias a aquella información, hizo posible y exitosa la segunda invasión a Inglaterra, además de proporcionar a las hordas vikingas datos topográficos, monárquicos y ubicación de templos para saquear.

En el principio de la saga se ve marcado su conflicto religioso que se mitiga con el pasar de los años en tierra vikinga, pero que termina por menguar en la tercera temporada justo antes de su muerte, en donde regresa al cristianismo de forma definitiva, tirando su brazalete vikingo a la costa, en señal de libertad y de una entrega total a su antigua fe.

Habilidades y destrezasEditar

Es una persona muy audaz. También es muy inteligente y posee habilidades lingüísticas e intelectuales. Se le enseña a luchar con armas vikingas y demuestra ser un guerrero muy capaz a pesar de tener que luchar en diversas ocasiones contra gente de su propia tierra.

BiografiaEditar

Primera TemporadaEditar

Athelstan está presente en la incursión del monasterio y es tomado prisionero por los vikingos. Él suplica a los vikingos que le perdonen la vida y comienza a hablar en su lengua materna, para sorpresa de Ragnar. Al ser interrogado por Ragnar sobre cómo aprendió la lengua vikinga, Athelstan le dice que en el monasterio los monjes son animados a viajar a "Difundir la Palabra de Dios". Ragnar se interesa por Athelstan y piensa que puede ser capaz de dar información que podría ser valiosa para su próxima incursión. Ragnar más tarde lo emborracha y lo engaña en la divulgación de información y la ubicación de las ciudades.

Después de que lleguen a Escandinavia, Jarl Haraldson se sorprende del éxito de Ragnar, pero le dice a Ragnar que él y su equipo de vikingos sólo pueden tener un elemento por miembro de la tripulación, mientras que el Jarl se lleva el resto del botín. Ragnar elige a Athelstan y lo lleva a su casa como esclavo, donde sus hijos se burlan de su pelo. Esa noche Athelstan intenta dormir mientras Ragnar y su esposa Lagertha tienen sexo. Vienen a Athelstan y le preguntan si le gustaría unirse a ellos, pero Athelstan rechaza su oferta y explica que ha prestado juramento de celibato y que Dios sabría de su pecado. Ragnar y Lagertha no parecen afectados por esto y continúan sin él.

Días después Ragnar se prepara para su próxima incursión y Lagertha lo acompaña mientras Athelstan se pone a cargo de los niños. Björn se opone a ser sometido a la autoridad de un esclavo, mientras que Gyda, que claramente se siente unido al sacerdote, está satisfecho con la idea. Después de Ragnar y Lagertha regresar Ragnar parece ser aún más de un problema y, posiblemente, una amenaza para Jarl Haraldson. Haraldson tiene hombres que van a su casa y lo atacan a él ya su familia. Lagertha conduce a Athelstan y a los niños a un barco, mientras Ragnar se aparta de Jarl Haraldson y sus hombres. Cuando Ragnar los encuentra en el río, herido, cae del acantilado en el río inconsciente, y Athelstan salta al río para salvarlo. Viajan por el río hasta llegar a la cabaña de Floki.

Llegan a la cabaña de Floki donde Ragnar recibe el cuidado de sus heridas. Mientras que allí, los otros aliados de Ragnar son contactados y llegan a la casa. Floki le pregunta a Athelstan sobre la fe cristiana y la historia de la creación según los cristianos y le cuenta al monje la historia de la creación nórdica. Ragnar envía Floki para ir a la casa de Haraldson y lo desafía a un duelo a muerte y quien gane será Jarl. Su desafío es aceptado y días más tarde Ragnar se enfrenta a Haraldson. Ragnar estando muy herido logra matar a Harladson, convirtiendose así en el nuevo Jarl de Kattegat.

Athelstan observa como Haraldson, su guardia personal y su yerno son asesinados mientras las multitudes rodean a Ragnar celebrando su victoria. Athelstan asiste al funeral de Haraldson y acompaña a los Lothbrok a su nueva casa mientras Ragnar se instala como el nuevo jarl.

Un año después Athelstan se acostumbra a la sociedad vikinga y miente sobre su fe cristiana y le dice a los vikingos que comparte sus creencias. Athelstan es interrogado por Ragnar (una de las únicas personas que sabe que es cristiano) acerca de lo que la Biblia dice acerca de la pena. Ragnar declara una peregrinación al lugar santo nórdico de Uppsala y pregunta si Athelstan quisiera unirse a ellos. Athelstan dice que sí, pero antes de partir se dirige a la vieja casa de Ragnar para leer su Biblia oculta que se desintegra en sus manos cuando fue quemada en la incursión de Haraldson. Athelstan va a Uppsala con los vikingos, donde muchos le preguntan si sigue siendo cristiano, a lo cual dice que no.

Athelstan observa muchos de los rituales paganos y Rollo recibe setas embriagantes. Él entonces vagabundea el campamento esa noche y mira la festividad de la celebración pagana. Es acercado y besado por la hija de Haraldson que lo lava. Cuando se le pregunta por qué hace esto, simplemente dice "Porque debo". A la mañana siguiente Athelstan es abordado por el vidente y llevado al templo principal. Allí se le pregunta si todavía es cristiano y niega a Cristo tres veces. Se revela que Ragnar lo trajo a Uppsala como un sacrificio. Athelstan se sorprende y se aferra a su cruz escondida en su manga. Esto es notado por el sacerdote y él huye del templo. Más tarde, el vidente le dice a Ragnar que Athelstan todavía es cristiano y su sacrificio es por lo tanto inaceptable.

Segunda TemporadaEditar

Después de los viajes a las tierras de Jarl Borg en nombre del Rey Horik, la traicion de Rollo, la infidelidad de Ragnar y la casi muerte de Floki, regresan a Kattegat, donde Ragnar confiesa a su familia incluyendo Athelstan que tuvo una aventura amorosa con la princesa Aslaug, traición que se le perdona. Aunque solo unas horas más tarde, Aslaug llega embarazada. La llegada de la princesa causa un quiebre entre Lagertha y Ragnar e incomodidad a Athelstan, y después de que Ragnar se niega a hacer que Aslaug se vaya, su esposa Lagertha lo deja junto con su hijo Bjorn.

Cuatro años después, Athelstan se ha convertido al paganismo vikingo y es parte de la sociedad, aunque Floki no cree que su conversión sea cierta. Él va con Ragnar para su primer ataque (y el primero de Ragnar en tres años). Aunque Horik va con Ragnar y sus hombres, Jarl Borg no puede ir debido a la desconfianza de Horik en él. Mientras se dirigen a Inglaterra, una tormenta separa los barcos largos vikingos pero se pueden encontrar en una isla desconocida. Mientras explora la isla, el grupo de vikingos es emboscado por soldados desconocidos. Athelstan no duda en ayudar a matar a estos soldados y después de que termine la batalla, Ragnar le da a Athelstan un brazalete de confianza. Athelstan cuestiona a los ingleses capturados y descubre que los vikingos están en Wessex, un país donde el rey es conocido por su ingenio y crueldad en el campo de batalla.

Los vikingos continúan su incursión en Wessex y Athelstan descubre una abadía con los huesos de los santos y el tesoro. Los vikingos atacan la iglesia de la abadía apenas con una pelea y Athelstan se topa con una Biblia. Mientras admira la Biblia y recuerda sus días de fe, un monje lo sorprende y le pide que no robe nada. Un sorprendido Athelstan asesina al monje, aunque demuestra arrepentimiento. Mientras está de pie sobre el cuerpo, es sorprendido por un abad que reconoce a Athelstan como un monje y lo amenaza con la crucifixión (aunque Athelstan intenta hacer que escape) pero, mientras el abad atormenta a Athelstan, Floki interrumpe y toma al obispo Swithun, lo ata a un pilar y junto a sus hermanos lo torturan con flechas continuamente para que todos lo vean. Después de ver esto el tiempo suficiente, Athelstan mata al Obispo, demostrando las dudas de Floki en él.

Después de establecer un campamento, el obispo de Winchester viene a negociar con los vikingos y Ragnar acepta reunirse con el rey y, después de regresar, descubre de los hombres que acaban de llegar que su tierra ha sido tomada por Jarl Borg. Ragnar reúne a sus mejores amigos y mejores hombres para ir y recuperar sus tierras, pidiéndole a Athelstan que lo acompañe pero este decide quedarse en Inglaterra con Horik, diciendo que le será de más ayuda quedándose ahí. Esto crea fricción entre Ragnar y Athelstan, pero no le impide quedarse.

Mientras allí Athelstan se cansa de todo el saqueo y la muerte que lo rodea y mientras descansa, saca la Biblia que encontró, recibiendo la visión de una crucifixión. Mientras cazan él junto a sus ahora hermanos son emboscados muriendo varios en el bosque atravesados por flechas. Aunque Athelstan logra escapar es luego capturado, torturado y crucificado aunque antes de que lo maten, el rey de Wessex, Ecgbert, piensa que será valioso y le ordena a sus hombres que lo bajen de la cruz y lo lleven de vuelta a su reino.

Después de ser tomado por el Rey Ecgbert, las heridas de Athelstan son sanadas y Ecgbert lo mantiene cerca, quien incluso lo incluye en gran parte de sus asuntos reales e incluso le pide consejo a veces. Athelstan comienza a tener alucinaciones muy parecidas a la Biblia sangrante que tenía antes de su crucifixión. Comienza a tener visiones de la Virgen María y una especie de bestia demoníaca espeluznante. Athelstan asiste a misa pero miente sobre tomar el pan de Cristo mientras lo escupe después de tomarlo, mostrando que el paganismo sigue siendo un factor importante en su vida.

Athelstan continúa creciendo cerca del rey Ecgbert y después de pasar el tiempo suficiente para que Ecgbert confíe en él, lleva a Athelstan a antiguas criptas construidas por Romanos paganos que viajaron a Inglaterra años antes. Ecgbert le da a Athelstan un trabajo secreto donde traducirá antiguas escrituras paganas que incluyen leyendas, formas de vida e incluso estrategias de batalla, un trabajo que Athelstan está ansioso por aceptar.

Más tarde, un nuevo grupo de ataque liderado por Ragnar, Lagertha y el Rey Horik llega a Inglaterra para atacar y después de una batalla masiva entre los vikingos y los sajones, Athelstan descubre a un Rollo gravemente herido y lo lleva a ser tratado. Tras el despertar de Rollo, Athelstan le repugna al volver a sus formas anteriores e incluso intenta matarlo, pero fracasa. Más tarde, Egberto envía a Athelstan a visitar a Ragnar y sus vikingos para negociar la paz. En el campamento vikingo, Athelstan se reencuentra con Bjorn por primera vez en años y le informa, junto con todos sus compañeros vikingos, que Rollo está vivo y en tratamiento. Después de reunirse con Ragnar, tienen una pequeña conversación de corazón sobre los dioses y de si Athelstan volverá con Ragnar o no. Horas más tarde, Ragnar, Horik y Lagertha se reúnen con el rey Ecgbert y organizan las incursiones para detenerse solo si se les concede una gran cantidad de tierra con la que Ecgbert está de acuerdo. Durante este tiempo, Athelstan y Judith (la esposa del príncipe Aethelwulf de Wessex) se enamoran y disfrutan de una breve aventura de la que Judith queda embarazada. Después del tratado, Athelstan se enfrenta a una elección entre quedarse con Ecbert o irse con Ragnar y después de mucha consideración elige a su mejor y más largo amigo, Ragnar.

Una cantidad desconocida de tiempo más tarde llega la esposa y los hijos del rey Horik y se celebra una bienvenida. En esta celebración, Flohel se burla de Athelstan y le dice que él es la causa del sufrimiento de Rollo. Torstein más tarde es encontrado asesinado por un desconocido, y Ragnar le pide a Athelstan que le enseñe el padre nuestro, una petición que Athelstan acepta.

Esa noche Horik lanza un ataque contra Ragnar con lo que cree que es la ayuda de Siggy y Floki, aunque se revela que nunca han traicionad a Ragnar y que él conocía toda la información del ataque de Horik, lo que le permite derrotarlo. También se cree que Torstein está vivo y que Floki (quien Horik le ordenó asesinarlo) hizo que Torstein simulara su muerte para poder ganar la confianza del Rey y así saber sus planes. Ragnar ordena que toda la familia del traidor sea asesinada, luego envía a sus hombres (incluido Athelstan) a que se vayan para poder matar el mismo a Horik convirtiéndose así en el nuevo rey, lo que le da a Athelstan un papel aún más importante a su lado.

Tercera TemporadaEditar

Aethelwulf destruye el asentamiento vikingo en Wessex. Cuando la palabra de lo que había sucedido llegó a Kattegat ya era muy tarde. Floki temía que esto hubiera sucedido porque los dioses no estaban contentos con ellos por cooperar con los cristianos. Floki también acusó a Athelstan de conspirar con el Rey Eckbert para traicionarlos. Más tarde, al construir un bote, Floki tiene una visión de la sangre que sale de la madera y la ve como una señal de que debe derramar sangre, en un sacrifio a los dioses va donde Athelstan y lo encuentra rezando, después de ver a Floki, se da cuenta de lo que está por suceder y le ruega a Cristo que reciba su alma justo antes de que Floki lo asesine.

Ragnar lleva el cuerpo sin vida de su amigo hacia la montaña mas alta, dándole un entierro cristiano y diciéndole: Esto es lo mas cerca que puedo llevarte de tu Dios , Te extrañare Athelstan.

Más tarde en esta temporada se revela que Judith de Northumbria ha dado a luz al hijo bastardo de Athelstan. Ecgbert la salva de la muerte después de que confiesa ser el amor de Athelstan y el padre de su bebé, Athelwulf se ve obligado a creer que Athelstan era un hombre "tocado por Dios" y que Dios tenía una mano en la concepción del bebé y Ecgbert le ordena que lo críe como suyo: el niño se llama Alfred, lo que implica que más tarde crecerá (más allá del marco temporal de los vikingos) para convertirse en el rey Alfredo el Grande.

Ultimas Palabras

"Señor, recibe mi alma."

Citas Editar

Las cosas que hago por ti

Ragnar a Athelstan, Nacido nuevamente

Siempre creí que la muerte era un mejor destino que la vida ya que te reunirás con tus seres queridos. Pero nunca nos volveremos a ver amigo mío, pues tengo el presentimiento de que tu Dios se opondrá a que te visite en el cielo. ¿Que debo hacer ahora? Te odio por dejarme. Me duele tu partida. No hay nada que pueda consolarme ahora.

Ragnar a Athelstan, Nacido nuevamente