FANDOM



Aslaug es la segunda esposa de Ragnar Lothbrok y la madre de cuatro de sus hijos. Tiene un "don": como una völva quien puede predecir el futuro a través de visiones.

Biografia Editar

Primeros añosEditar

Aslaug es la hija de la legendaria escudera Brunilda y del Rey Sigurd, un héroe legendario que mató al dragón Fafnir. Sus padres murieron antes de que ella llegara a conocerlos pero ella aprendió las habilidades sociales y el refinamiento sobre las habilidades guerreras.

Primera TemporadaEditar

Ragnar, angustiado y molesto por la pérdida de su hijo con Lagertha, viaja a Uppsala con la esperanza de buscar respuestas en los dioses. Ragnar también comienza a preguntarse quién va a ser la madre de los muchos hijos que los dioses le prometían si no podía ser su esposa Lagertha, que supuestamente era ya infértil.

Actuando según las órdenes del Rey Horik, Ragnar y una pequeña parte de sus hombres viajan a Götaland (la Suecia de hoy en día) para resolver una disputa de tierras. Una vez allí, dos de los hombres de Ragnar, Arne y Torstein, se tropiezan con la hermosa Aslaug. Los hombres son reprendidos por un grupo de escuderas, y Aslaug exige una disculpa de su conde.

Intrigado, Ragnar la ve como un desafío que los dioses le han enviado. Interesado más en su ingenio que en su belleza, Ragnar acepta reunirse con ella, pero sólo si se presenta ante él "ni vestida, ni desnuda, ni hambrienta, ni saciada, y tampoco acompañada ni sola". Así que Aslaug aparece vestida con una red, comiendo una manzana y sólo con un perro como acompañante. Impresionado por su ingenio, Ragnar cumple con el trato y se disculpa.

Debido a la fuerte atracción que sienten el uno con el otro, los dos pronto se convierten en amantes para gran disgusto de Bjorn, que ha viajado con su padre pero es intensamente leal a su madre. Poco después Aslaug le confiesa a Ragnar que está embarazada de él, y después de preguntar a Odín lo que debía hacer, va a visitarla en su habitación. Bjorn casi lo detiene, pero no lo hace cuando ve un cuervo en una ventana, que durante toda la temporada ha anunciado el inicio de un evento importante.

Segunda TemporadaEditar

Ragnar regresa con Lagertha y admite su aventura con Aslaug. Aunque molesta, Lagertha decide dejar de lado su enojo. Esto cambia, sin embargo, cuando Aslaug, que está embarazada, llega a Kattegat. Las dos mujeres, comprensiblemente, no se llevan bien. El embarazo de Aslaug es un reproche a la infertilidad de Lagertha y la incapacidad de llevar a un bebé a término. Para mantener a su hijo por nacer, Ragnar sugiere matrimonio con Lagertha y Aslaug. Aslaug está abierto a la idea, pero Lagertha está herida y humillada y deja a Ragnar en su lugar y Bjorn se va con ella.

Cuatro años después, Aslaug vive cómodamente con Ragnar, ha dado a luz a dos hijos y está embarazada de un tercero. Ella se deleita con sus niños, pero sabe que no es lo primero en su corazón. Aslaug comienza a sospechar de infidelidades cuando Ragnar comienza una conversación con Hild, una nueva sirvienta joven. Aslaug más tarde advierte a la niña que tenga cuidado con quien ella está familiarizada.

Más tarde esa noche, Aslaug se enfrenta a Ragnar, acusándolo de querer acostarse con la criada, entre otras mujeres, lo cual él niega. Aslaug entonces le confiesa ser una völva. Para convencer a Ragnar, ella profetiza que su próximo hijo tendrá la imagen del dragón Fafnir que su padre mató en su ojo.

Mientras que Ragnar y sus hombres atacan Inglaterra, Aslaug da a luz a un hijo sano que llama Sigurd Snake-in-the-Eye, después de su padre. Como ella había profetizado, el ojo del niño tiene la imagen de Fafnir.

Ragnar pone su mira en atacar a Inglaterra una vez más y deja a Aslaug para cuidar de sus hijos y asuntos del pueblo como la esposa del conde. En su ausencia, Jarl Borg ataca a Kattegat por venganza: Aslaug y sus hijos, así como Siggy y Rollo, logran escapar al campo. Aslaug está angustiada por sus nuevas condiciones de vida, diciendo que la inmundicia es mala para sus hijos.

La noticia pronto llega a Ragnar e inmediatamente se dirige a casa, contento de encontrar a su esposa a salvo. Lagertha se une a él, trayendo a varios guerreros incluyendo su hijo, Bjorn para ayudar a retomar Kattegat. Ragnar y Bjorn se cuelan en Kattegat y destruyen sus graneros, obligando así a Jarl Borg a irse de Kattegat para poder sobrevivir. Ragnar está encantado de ver a su hijo otra vez, pero tiene un conflicto al ver a Lagertha, luego le confiesa a The Seer que ama a ambas mujeres. Aslaug ve admirada a Lagertha y le dice a Ragnar que desea ser como ella. Lagertha, casada con el conde de Hedeby, regresa a casa y Bjorn permanece en Kattegat. Aslaug y Lagertha se despiden y parecen no guardar resentimiento la una hacia la otra.

Al regresar a Kattegat, en un momento de profecía, Aslaug advierte a Ragnar que deben esperar tres días en tener relaciones o el niño que procrearán nacerá como un monstruo. Ellos tienen sexo de todos modos. Después de un embarazo particularmente difícil y un nacimiento que casi mata a la madre y al hijo, Aslaug entrega otro hijo. Como fue profetizado, el niño es deforme.

Ragnar le dice a Aslaug que su hijo debe ser asesinado, ya que no vivirá mucho tiempo con una deformidad, aunque el pensamiento claramente lo molesta. Aslaug se niega y defiende a su niño, y aunque Ragnar se roba al niño, no puede matarlo. Lo llaman Ivar, aunque otros en el pueblo están empezando a susurrar sobre el nuevo niño y lo que puede estar mal con él. Aslaug hace todo lo posible para cuidar a este niño que Ragnar rechaza abiertamente, y que puede que no tenga futuro en el mundo vikingo.

Tercera TemporadaEditar

Ragnar y sus guerreros se preparan para partir hacia Wessex, volviendo a reclamar tierras que les prometió el rey Ecgbert. Aslaug no está contenta; ella cree que Ragnar ya no está enamorado de ella. Permanece en Kattegat con Siggy y Helga y así llega el invierno.

Aslaug, Helga y Siggy pasan los días juntas cuidando a los niños, tejiendo y hablando. Helga comienza a hablar de un extraño sueño que tuvo mientras paseaba por el mercado, acerca de un extraño. Aslaug y Siggy revelan que han tenido el mismo sueño. Siggy le pregunta si como völva sabe lo que significa pero ella dice que no tiene idea.

Algún tiempo después, un misterioso hombre aparece ante Helga, herido y pidiendo un lugar para quedarse. Se hace llamar Harbard, un vagabundo que se lastimó la mano. Él les dice a las mujeres que literalmente 'canta para su comida' . Lo prueba más tarde en la cena al contar un cuento fascinante del que afirma haber presenciado. Aunque Siggy sospecha de él, Aslaug se muestra cada vez más interesada. Su interés crece cuando Harbard puede detener el sufrimiento de Ivar, calmando al niño como ninguna otra persona. Su interés lleva al amor. Siggy y Helga saben muy bien hacia dónde va Aslaug; ella deja a los niños al cuidado de Siggy.

Mientras ella está ausente, dos de sus hijos juegan sobre el lago helado y accidentalmente se caen. Siggy es capaz de sacar a los niños del agua.

Tras el regreso de Ragnar, está furioso con Aslaug cuando se entera de que sus hijos casi se ahogan, y Siggy ha muerto. Le pregunta a Aslaug por qué no estaba cuidando a sus hijos.

Cuarta TemporadaEditar

Cansada de Ragnar y su matrimonio, Aslaug le pregunta al Vidente si otra mujer tomará el trono de Kattegat. el Vidente dice que lo ha visto... pero no dice quién es la mujer. Por otra parte, Bjorn ha rechazado a su hija, Siggy, porque se parece mucho a su madre, Pórunn. Aslaug no es despiadada y le dice con severidad a Bjorn que ella se encargará de ella.

En los años transcurridos, los hijos de Aslaug y Ragnar han crecido; ella los levanta con cuentos fantásticos de su padre, el gran héroe Sigurd. Más tarde, un grupo de comerciantes franceses llega con algunos esclavos y Aslaug compra a una joven asiática que atrapa la mirada de Ragnar. Ella es consciente de que su relación con Ragnar se ha agriado y ha enfriado a lo largo de los años, pero tiene la intención de mantenerlo ocupado de otra manera.

Mientras tanto, Bjorn se ha encargado de encarcelar a Floki; siente que Floki debería pagar por matar a Athelstan, un sentimiento que no comparte Ragnar, y menos aún Aslaug. Ragnar interviene, aunque Floki más tarde logra escapar. Asalug le dice a su esposo que Floki no hizo nada malo, ya que Athelstan era solo cristiano. Enfurecido, Ragnar golpea a su esposa, diciéndole que no se trata de religión, sino más bien de lealtad, algo que él siente pero que ni ella ni Floki entienden (ya que se siente traicionado por ambos). Para Aslaug, este es el final de su amor por Ragnar.

Algún tiempo después, Floki es recapturado y torturado, pero Ragnar lo libera. Aslaug lleva a su hijo menor, Ivar, donde Floki y Helga para pedir formalmente un favor a Floki. Ella afirma que Ragnar no puede enseñarle a su hijo cómo ser vikingo: aunque Ragnar hace algunos intentos para vincularse con Ivar, Aslaug le dice fríamente que no puede forzar a Ivar a que lo acepte. Ella le pide a Floki que le enseñe a Ivar a ser un vikingo, que ame a los dioses como ella y que sea un guerrero. Poco después de esto, para sorpresa de todos ellos, e Ivar mismo, Ivar termina agrediendo físicamente a otro niño que lo estaba molestando levantando un hacha y lanzandolo a un lado de su cabeza.

Más tarde, Aslaug le pregunta a Ragnar si le gustaría pasar algún tiempo con su nueva esclava, Yidu. Lo hace, y los dos abandonan el pueblo para pasar un tiempo a solas, tal como lo pretendía Aslaug. Mientras Ragnar está ausente, un nuevo señor llamado Harald viene a Kattegat y le pide verlo. Aslaug lo entretiene y le pregunta por qué ha venido. Harald le dice que había cortejado a una princesa, pero ella lo rechazó porque había recibido ofertas de matrimonio mucho mejores. Aslaug dice que podría haberla llevado, y Harald está de acuerdo, pero dice que le gustaba su espíritu y que sentía que debía ser valioso para ella, y que la única manera de hacerlo es convertirse en rey. Aslaug entiende este lenguaje de amenazas y responde que para hacerlo, debe derrocar a su esposo, Ragnar.

Cuando termina el invierno, Ragnar decide que es hora de atacar a París nuevamente, e informa a Aslaug que llevará a sus hijos mayores con él. Aslaug protesta, diciendo que son jóvenes para pelear, pero Ragnar le dice que no son jóvenes para mirar. Ragnar navega con Lagertha, Bjorn, Harold, su amante Yidu y un gran tropa de guerreros, dejando atrás a Aslaug con sus hijos más pequeños, Sigurd e Ivar. No mucho tiempo después, Sigurd se aburre con su único compañero de juegos y Aslaug le dice que juegue con Siggy mientras ella amamanta a Ivar. Sigurd se opone; diciendo que Siggy está sucia y apenas puede caminar.

Mientras Ragnar está ocupado peleando en el extranjero, Aslaug recibe un visitante: Harbard, quien viene con la promesa de terminar con el sufrimiento de Aslaug y hacerla libre. Harbard afirma que no sabía que Ragnar se había ido y los dos se besan, con Sigurd mirando en secreto. Aslaug comienza a desear que Harbard se convierta en su próximo marido.

Después de esto, Floki tiene una visión de Aslaug, quien en la visión tiene sexo con él antes de que el hombre se convierta en Harbard. Esto alerta a Floki de la noticia de que Harbard ha regresado a Kattegat.

Desafortunadamente, la promesa de Harbard falla cuando Sigurd le muestra a su madre que el está durmiendo con otras mujeres en el pueblo. Aslaug está furiosa, aunque Harbard insiste en que solo duerme con ellas para que liberarlas de sus problemas. Como lo hizo con Ivar, afirma Harbard, toma en sí los problemas de una persona (aunque en el caso de las mujeres significa tener relaciones sexuales con ellas). Aslaug es escéptica por naturaleza, y le dice que ella solo anhelaba su presencia desde la última vez que se fue. Harbard responde que la posesión es lo opuesto al amor y, con eso, se va de nuevo.

Aslaug toma su ida mal, pasando su tiempo bebiendo y jugando juegos con Ivar, quien fácilmente la golpea en su estado de ebriedad. Sigurd corre a su casa con la noticia de que Siggy, su sobrina ha muerto: encontró su cuerpo fangoso boca abajo en el arroyo. "¿Quien?" Aslaug pregunta, antes de finalmente entender quién era la niña. No estaba preocupada, supuso que alguien más la estaba mirando, pero cuando Ivar dice rápidamente que a nadie le importa que Siggy haya muerto, Aslaug le sonríe a su hijo favorito. Después de la derrota de las fuerzas de Ragnar en París y en el río Sena, el rey vikingo huye de Kattegat, dejando a Aslaug como único gobernante durante nueve años. Bajo su mandato, la ciudad florece y se convierte en una ciudad grande y rica. Aslaug se mantiene en el poder y eleva a sus hijos a la adultez.

Ragnar regresa, y finalmente se reconcilia con Aslaug, expresando su gratitud por su gracia y justicia frente a su abandono. Lagertha le advierte que nunca se convertirá verdaderamente en Reina y que nunca la habrá perdonado por haberse llevado a su marido y la vida que alguna vez tuvo. Con la complicidad de Torvi y Margrethe, Lagertha conquista Kattegat con Astrid y su ejército. Aslaug acepta la derrota con la condición de que se le dé un pase seguro para ir donde lo desee. Lagertha finge la aceptación, o al menos se queda muda a un lado mientras pasa Aslaug, solo para pasar una flecha por su espalda momentos más tarde, convirtiendo a Lagertha en Reina de Kattegat. Se realiza un sacrificio y Aslaug recibe los ritos funerarios adecuados. Su cuerpo es enviado al mar en una balsa adornada que luego es incendiada ceremoniosamente.

Aslaug es vista por última vez en el episodio Todos sus ángeles, durante los recuerdos de Ragnar antes de su muerte a manos del Rey Aelle.

Hijos Editar

  • Ubbe - el primer hijo nacido de Aslaug y Ragnar, concebido mientras Ragnar todavía estaba casado con Lagertha. Su nacimiento finalmente causa la ruptura del matrimonio de Ragnar y Lagertha.
  • Hvitserk - el segundo hijo, solo un poco más joven que Ubbe.
  • Sigurd "Snake-in-the-Eye" - tercer hijo, a quien Aslaug profetizó que llevaría la marca de Fafnir, el dragón serpiente que su padre mató.
  • Ivar "el Deshuesado" - el cuarto y más joven hijo de Aslaug y Ragnar, concebido después de que Ragnar regresara de Inglaterra. Aslaug le advirtió a Ragnar que había visto una profecía que les prohibía tener relaciones sexuales durante tres días por miedo a consecuencias nefastas. Ragnar ignoró a Aslaug y el niño nació con piernas retorcidas y deformadas. Ragnar intentó matar al niño, en contra de los deseos de Aslaug, pero no pudo hacerlo. Aslaug siente que no se preocupa por él y lo evita, a diferencia de sus otros hijos. Aslaug, sin embargo, ella considera que Ivar es su hijo favorito.

Citas Editar

Pero recuerden, su abuelo, mi padre, fue el mejor guerrero de todos los tiempos. Él mató al dragón Fafnir y se habla de él en todas las sagas. Seguramente heredarán sus dones guerreros. Todos ustedes serán grandes guerreros.

–Aslaug a sus hijos